En esta página podrás ver una selección de poemas del libro 'Baladas', la portada original, dedicatorias, prólogo, epílogo y un "acto de contricción".

 


A los eminentes y sabios Doctores D.Felipe Sicilia,D.César Juárros, D.José Sanchís Banús,Sres.Vela y Mollá, D.Fernando González deCaneles, D.Justo Elorza, y Sr.Caballero, dedicoestas páginas con el fervor y la admiración que susaltos y prestiogiosos nombre merecen.

 
 

ACTO DE CONTRICCIÓN


A los Excmos.Sres. y gloriosos

dramaturgos D.Serafín y D.Joaquín
Álvarez Quintero

 En cierta ocasión requerí de ustedes que tanto valen y tanta autoridad tienen, la opinión sobre una obra mía. Esta obra no era más que un ensayo dramático, regularmente trazado.

A juicio de ustedes no podría representarse; yo me ofusqué pronto: exaltado por el deseo juvenil de querer alcanzar la gloria enseguida y dudando de sus palabras leales, les molesté.

Hoy que la reflexión y la serenidad pueden más que el entusiasmo, estoy arrepentido de haberles agraviado, y queriendo descargar mi conciencia, les pido humildemente perdón desde estas páginas, no dudando ser perdonado, ya que ustedes son buenos y piadosos.

Crean pues en mi arrepentimiento sincero y definitivo y no duden de que desde ahora en delante de he ser buenísimo para con ustedes, endulzándoles la vejez con el tesoro de mi gratitud.

ARMANDO BUSCARINI


PRÓLOGO 

Armando Buscarini
(Retrato Futuro)

¿No sabéis que la escuela del
dolor es la única que permitió
al hombre escalar las alturas
?

El joven pálido empezaba a flaquear. Desconfió de la vida, desconfió de los hombres. El mundo seguía riendo, indiferente a la gran miseria de su laceración. Su voz no gritaba, su mano no pedía… ¡Es terrible esto…!

Y él no sabía mendigar, ni adular, ni mentir… Fue un peregrino incansable, que bebió sed y sollozó fiebre.

Hambre, hiel, incomprensión, fueron sus horizontes, sus hados familiares en la ciudad ergastularia… Y no quiso vender sus caricias a los hombres…

Hubo un momento en que la idea miserable y vulgar del suicidio le impulsó a buscar la negación tranquilizadora de la Sombra. Pero sólo fue la ráfaga extraña del instante. La grandeza de su aislamiento iluminó de nuevo la ruta inmortal y perversa. Volvió a sentirse íntegro, a sentirse él… Y tornó a la lucha. La vida le llamaba. Era necesario su dolor en el mundo…

Y el joven pálido alcanzó la cima y dominó la cumbre…

JOSÉ VEGA DE RIVERA

Julio 1926.

 

I

He compuesto más baladas
que rosas ostenta abril,
por confesarte, bien mío,
lo que yo pienso de ti…

 

VI

La vida es río que pasa
bajo un puente de amarguras
que sostiene nuestra alma

IX

Luchamos por alcanzar
un triunfo que es una lágrima
perdida en medio del mar…

 


E
PÍLOGO

EPÍSTOLA AL DIRECTOR DE EL IMPARCIAL

Sr.D.Ricardo Gasset.

Muy señor mío y de mi mayor consideración:
Ciego en la Vida, siempre me equivoqué. La gente
decía que acertaba. Me encontré a Buscarini,
predije su triunfo, abrí los ojos y acerté. La gente
decía que me equivocaba. Usted le tendió los brazos
y se hizo Cómplice de mis floridos presagios.

Es mandato de los buenos corazones y de los
cerebros excelsos.

Queda atentamente a sus órdenes su affm.

s.s.q.b.s.m.

SANTOS SÁNCHEZ

S/c. Plaza del Angel, 1.

 


OFRENDA

En el páramo de mi vida torturante Dios ha puesto la consoladora bondad de dos espíritus generosos… Los hermanos Quintero, cuanto más ilustres más buenos…

¡Gracias, Señor, por la felicidad que me concedes…!

No todo había de resumirse con martirios y maldades, difamaciones y canalladas.

Siempre hay fuerzas superiores y cuando los achaques de la envidia tiene consumidos a los impotentes que no quieren ver elevarse las pirámides, estos dos hombres gloriosos surgen de pronto entre los abruptos senderos de mi calvario y regalándome rosas de pródiga generosidad me dicen sin palabras, con una expresión de elocuente silencio:

¡Alma buena… Aquí estamos nosotros!

 

Armando Buscarini