En esta página podrás ver una selección de poemas de 'Dolorosa errante' y la portada original.

 
   
 


EL DOLOR DE LOS POETAS
Para Cánovas Cervantes

¡Oh dolor infinito de todos los poetas
que lloráis el fracaso de vuestros ideales!
¡Qué bien sabéis vosotros esas ansias secretas
que sufren vuestras pobres almas sentimentales!
Vuestra misión es triste, triste como ninguna:
(¡que mal riman los versos con el plebeyo enjambre!).
¡Sois unos bravos títeres de la contrafortuna
que adoráis a la gloria, mientras os mata el hambre!

También como vosotros soy yo titiritero
y os abrazo, hermanos; tended el cable. Quiero
que en él piruetemos al quedar en tensión:

¡Oh dolor infinito de todos los poetas!
(¡qué bien sabemos todos nosotros las secretas
ansias que por recato sólo oye el corazón!)

LUJURIA CASTA
A Blanca-Flor

¡Qué placer tan ardiente
siento
cuando beso tus labios con pasión.
Ni tu boca me miente,
yo tampoco te miento,
y sediento
te beso;
te beso
en mi emoción.

Te retuerces convulsa como una gran serpiente
en los momentos de placer,
y eres febril y ardiente,
mujer.

Yo quisiera morirme besando con sed loca
esos labios de fuego que me abrasan de amor,
¡esos labios que forman una flor
de tu boca!

 


NOBLEZA DE POETA
Para Antonio Cases

En mis días y noches
de hambre,
sufro a solas dolores cruentos
en la triste aridez de las calles...

Cuando lloro, mi llanto sincero,
nadie viene a enjugármelo, nadie
¡porque yo soy un noble poeta
que se muere por sus ideales!