En esta página podrás ver una selección de poemas de 'La reina del bosque', la portada original y la dedicatoria.

 

A Don Alfonso Hernández Catá. Maestro de cuentistas españoles
 


Usted, admirado Catá, que acaba de obtener un triunfo clamoroso con el ilustre Marquina ¿por qué no hace que mi dramita se estrene en cualquier teatro de Madrid

El orgullo sería para Ud. y la consagración para mía.

 Armando Buscarini.

Enero, 1925.


 


Reina del Bosque de las Rosas,
hermosa entre las más hermosas
y ruiseñor de la floresta;
poema de luz de las mañanas,
eco armonioso de la orquesta
¡y melodía de la fiesta
que dan al aire las campanas!

Reina del Bosque que no gozas
del esplendor de tus carrozas,
ni de tus sueños deslumbrantes;
¡bendita, tú, mujer que eres
la Reina humilde que prefieres
hablar con pobres caminantes!

Reina del Bosque, rubia y buena,
por tu blancura de azucena
y por tu boca de coral,
eres el cuadro sensitivo,
de cuyo encanto estoy cautivo
como la abeja del panal.

Reina del Bosque que te incautas
de la armonía de las flautas
que dan tus cien duendes a coro.
Sé que cien duendes te vigilan
y que los astros que rutilan
te envían su escarcha de oro…

Reina del Bosque que enardeces
con tus divinas altiveces
mis humildades de ermitaño;
¡por el amor de un solo día
yo, Reina mía, te daría
lirios y rosas todo el año!