En esta página podrás leer un poema de 'Maruja la de Cristo', ver la portada original, las dedicatorias, las palabras cordiales y el epílogo.

 
 

"Yo he elegido a dos hombres ilustres por mensajeros de mi destino. Estos hombres tienen entrada al Templo de la Gloria. Si ellos me interceptan el camino, la posteridad histórica los señalará como una sombra imborrable".

 

LO QUE DEBEN HACER POR MÍ LOS QUE TIENEN INFLUENCIA EN EL TEATRO


A mis amigos y protectores D.Serafín y D.Joaquín Álvarez Quintero.

Ustedes, que me quieren, que en algunas ocasiones me han solucionado algunos conflictos, deben ir personalmente a visitar a cualquier empresario para que mi obra SAN JUAN DE DIOS sea representada en su teatro lo más pronto posible. Ustedes tendrán una cualidad más: la cualidad de descubrir personas que tienen talento; el orgullo será para Vds. y la consagración, para mí.

Dedicatoria a Rosario Naranjo, que con su candidez de muñequita parece aclarar las tinieblas que ensombrecen el camino del triunfo. A Rosarito, que me aureola con la divina fragancia del perfume de su apellido. ARMANDO.


A ROSARIO


Eres, bella Rosario,
como la luz que al fin de mi calvario
ha de brillar en el altar del arte;
y sólo por mirarte
y por verte tan bella,
creo que tiene que rendirse el arte
porque tú tienes resplandor de estrella.

 


En el corazón de la Humanidad hay siempre oculto un espíritu de justicia, y cuando se deja morir en el desamparo y en la miseria a un hombre como Bécquer, ese espíritu se siente sacudido por algo que es justicia y remordimiento a la vez, y es entonces cuando se quiere reparar la grave falta cometida, enterrando en rosas cenizas de muerto.

Serafín y Joaquín Álvarez-Quintero.
De la Real Academia Española.

 

LA NOCHEBUENA DE LOS HERMANOS QUINTERO


¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡Nombres queridos que venero
con amor y fraternidad!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡Vuestra florida mocedad
huele a tomillo y a romero!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡En el confín brilla un lucero
que bendice vuestra unidad!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡Bécquer fue un pálido viajero
con billete de caridad!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡Porque a mi vida oscura espero
ver una suave claridad!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡Eviten que la luna de enero
alumbre mi fatalidad!

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
Ayer soñé que un carpintero
hacía mi cajita ya

¡Nochebuena de los Quintero,
aromada de cristiandad!
¡En la ribera hay un barquero
que canta vuestra Eternidad!